Dune Wiki
Advertisement

ℹ️️

Canon
Este artículo hace referencia al canon oficial de Dune.


El Gom Jabbar, también conocido como "el enemigo de la mano alta", era una aguja envenenada con meta-cianuro que se apoyaba en un dedal y, por lo tanto, podía sujetarse a la punta de los dedos de una persona.

Usos[]

Todas las casas nobles tenían un Gom Jabbar de algún tipo, y lo usaban para deshacerse de rivales y enemigos en ciertas circunstancias. Uno de los usos más conocidos del dispositivo ocurrió cuando la joven Alia Atreides mató al barón Vladimir Harkonnen durante la Batalla de Arrakeen, después de declararle: "Conoce el Gom Jabbar de los Atreides".

Características[]

Tamaño: 3-4 centímetros

Masa: insignificante

La prueba del Gom Jabbar[]

La prueba del Gom Jabbar consiste en el dolor a través de la inducción nerviosa que somete la Reverenda MadreGaius Helen Mohiam a un joven Paul, quien había superado la prueba, superando incluso los límites de la Bene Gesserit, siendo el primer chico en ser sometido.

“—¿Ves esto? —preguntó.

Sacó entre los pliegues de su ropa un cubo de metal verde que tenia alrededor de quince centimetros de lado. Ninguna luz penetraba en la abierta oscuridad de uno de sus lados.

—Mete tu mano derecha en esta caja —dijo ella. El miedo se apodero de Paul y retrocedio, pero la vieja mujer dijo: —¿Es asi como obedeces a tu madre?

Lentamente, Paul metio su mano dentro de la caja. Al principio experimentó una sensacion de frio a medida que la oscuridad se acercaba en torno a su mano, despues sintio el contacto del liso metal en sus dedos y un hormigueo, como si su mano se adormeciera. Una mirada rapaz apareció en el rostro de la vieja mujer, apartó su mano derecha de la caja y la puso, cerrada, al lado de la nuca de Paul. Este vio un destello metalico y quiso volver la cabeza. 

—¡Quieto! —dijo ella secamente.

¡Esta usando de nuevo la voz!, pensó. —Tengo sujeto el Gom Jabbar cerca de tu cuello —dijo la mujer—. El Gom Jabbar, el peor enemigo. Es una aguja con una gota de veneno en la punta ¡Quieto! No te muevas o el veneno te mordera...

… Paul se quedó paralizado. —Muy bien. Has pasado la primera prueba. Ahora, esto es lo que falta: si retiras tu mano de la caja, morirás.

—¿Que hay en la caja? 

—Dolor. Vas a sentir dolor en la mano, y mi Gom jabbar tocara tu cuello…

El escozor se hizo mas intenso en su mano, despues se convirtio en comezon y despues empezo a quemarla. 

—¿Por que me haceis esto? 

—Para determinar si eres humano. Ahora, silencio.

Paul apretó el puño, sintio que las uñas de sus manos se clavaban en su palma. Calor y mas calor. No consiguio mover los dedos de su mano. El dolor ascendio por su brazo, el sudor perló su frente, cada fibra de su cuerpo pedia que retirara la mano de aquel pozo ardiente… pero… el Gom Jabbar, ¡dolor y agonia! Le parecio que la piel de aquella mano se agrietaba y caia, dejando solos huesos carbonizados.

¡Y luego todo ceso! 

—¡Kul wahad! Ya basta —dijo la vieja mujer—. Ningún hijo de mujer aguantó tanto. Retira tu mano y miratela —dijo apartando el Gom Jabbar de su cuello. Sacó la mano y miró, atonito. Ni una señal, ni un signo de la agonia sufrida. —Dolor por inducción nerviosa —dijo ella—. No puedo ir por ahi mutilando potenciales seres humanos…”

Advertisement