Dune Wiki
Advertisement

ℹ️️

Universo expandido de Dune
Este artículo hace referencia al Universo expandido de Dune. Para más información, visitar Universo expandido de Dune.

D'murr Pilru, era gemelo con C'tair, ambos provenientes del planeta Ix. D'murr fue importante para la reconquista de Ix por parte de Rhombur Vernius, hijo natural de Dominc Vernius, regente del planeta. 

D'murr fue un navegante experto, a pesar de su corta edad en la Cofradía. Su hermano, quien no pasó la prueba, se quedó haciendo guerra de guerrillas en las cuevas y pasadizos de Ix, cuando fue tomado por los Tleilaxu. Pero, necesitaba ayuda de su hermano, para que supiese lo que sucedía en Ix. C'tair logró comunicarse con su hermano mediante un transmisor rogo, quien estaba comandando un crucero de la Cofradía. D'murr, que para éste momento apenas tenía sentimientos humanos, procede a Ix, y con todas sus fuerzas, logra enviar un crucedo al interior del planeta Ix, para liberarlo. Muere por contaminación de Amal, el sustituto de la especia, que no era compatible con el producto natural que se extraía de Dune.

Biografía[]

Preparado para ser un navegador[]

Mientras Cammar se ocupaba de los deberes diplomáticos con el Emperador y mil funcionarios en Kaitain, D'murr, con su gemelo idéntico C'tair Pilru, vivía en una de las alas del Grand Palais de Vernii con su madre. Fueron asesorados por el inventor Davee Rogo, quien les enseñó a mantener la mente abierta.

Al crecer, se estaban arreglando y preparándose para convertirse en Navegantes. Ambos disfrutaban coqueteando con Kailea Vernius, quien enfrentaba a los gemelos entre sí, y él y D'murr entablaron una rivalidad fingida por su afecto.

Cuando tenían 17 años, ingresaron al Edificio de la Embajada del Gremio con la influencia de su madre, con el fin de tomar la rigurosa prueba final para ser aceptados en el Gremio. Se separaron inmediatamente y se colocaron en dos cámaras de prueba selladas diferentes. Ambos fueron rociados por separado con especias, y D'murr abrió su mente. D'murr sintió que la melange presionaba cada uno de sus poros y células y se imaginó a sí mismo como un Navegante venerado, expandiendo su mente a los confines más lejanos del Imperio, abarcando todo.

C'tair, por otro lado, no logró abrir su mente, falló la prueba y nunca se volvieron a ver.

Advertisement